Premium pages left without account:

Auction archive: Lot number 35121560

Círcu­lo de IL GUER­CINO (Cento

Alta Época.
23 Feb 2022
Estimate
€4,000 - €5,000
ca. US$4,528 - US$5,661
Price realised:
n. a.
Auction archive: Lot number 35121560

Círcu­lo de IL GUER­CINO (Cento

Alta Época.
23 Feb 2022
Estimate
€4,000 - €5,000
ca. US$4,528 - US$5,661
Price realised:
n. a.
Beschreibung:

Círcu­lo de IL GUER­CINO (Cento, Ita­lia, 1591-Bo­lo­nia, 1666); se­gun­da mitad del siglo XVIII. “San Je­ró­ni­mo pe­ni­ten­te”. Óleo sobre lien­zo. Con­ser­va tela ori­gi­nal. Pre­sen­ta re­pin­tes y res­tau­ra­cio­nes. Posee marco del siglo XX. Me­di­das: 114 x 91 cm; 119 x 96 cm (marco). En este lien­zo se abor­da el tema de san Je­ró­ni­mo pe­ni­ten­te, a tra­vés de una com­po­si­ción clá­si­ca, en la cual el autor dis­po­ne al santo en un in­te­rior so­brio, en el que se eli­mi­na cual­quier de­ta­lle anec­dó­ti­co que pueda en­tur­biar el men­sa­je de tras­mi­sión de la fe cris­tia­na y la de­vo­ción. Uno de los cua­tro gran­des Doc­to­res de la Igle­sia La­ti­na, San Je­ró­ni­mo nació cerca de Aqui­lea (Ita­lia) en el año 347. For­ma­do en Roma, fue un re­tó­ri­co con­su­ma­do, ade­más de po­lí­glo­ta. Bau­ti­za­do a los die­ci­nue­ve años de edad, entre los años 375 y 378 se re­ti­ró al de­sier­to de Siria para lle­var una exis­ten­cia de anaco­re­ta. Re­gre­só a Roma en el 382 y se con­vir­tió en co­la­bo­ra­dor del papa Dá­ma­so. Una de las re­pre­sen­ta­cio­nes más fre­cuen­tes de este santo es su pe­ni­ten­cia en el de­sier­to. Sus atri­bu­tos son la pie­dra que em­plea para gol­pear­se el pecho y la ca­la­ve­ra sobre la que me­di­ta. Tam­bién el ca­pe­lo car­de­na­li­cio (o bien un manto rojo), a pesar de que nunca fue car­de­nal, y el león do­mes­ti­ca­do. Este úl­ti­mo pro­ce­de de una his­to­ria de la “Le­yen­da Do­ra­da”, donde se narra que un día, cuan­do ex­pli­ca­ba la Bi­blia a los mon­jes de su con­ven­to, vio lle­gar a un león que co­jea­ba. Le ex­tra­jo la es­pi­na de la pata, y desde en­ton­ces lo man­tu­vo a su ser­vi­cio, en­car­gán­do­le que cui­da­se de su asno mien­tras pacía. Unos mer­ca­de­res ro­ba­ron el asno, y el león lo re­cu­pe­ró, de­vol­vién­do­se­lo al santo sin herir al ani­mal. Por sus ca­rac­te­rís­ti­cas téc­ni­cas es po­si­ble re­la­ción esta pieza con el circu­lo ar­tís­ti­co de Guer­cino, quien fue uno de los ar­tis­tas ita­lia­nos más acla­ma­dos en la pri­me­ra mitad del siglo XVII. Había na­ci­do en la lo­ca­li­dad de Cento, en la pro­vin­cia de Fe­rra­ra. Las prin­ci­pa­les in­fluen­cias que for­ma­ron su es­ti­lo fue­ron la de los bo­lo­ñe­ses; Lu­do­vi­co Ca­rrac­ci, su primo Aníbal Ca­rrac­ci y el fe­rra­rés Ip­po­li­to Scar­se­lla. Apar­te de una es­tan­cia de dos años en Roma du­ran­te el pa­pa­do del bo­lo­ñés Gre­go­rio XV Lu­do­vi­si, su ac­ti­vi­dad se desa­rro­lló en su pue­blo natal hasta que en 1642 se tras­la­dó a la ve­ci­na Bo­lo­nia. Tenía unos vein­ti­cin­co años cuan­do llamó la aten­ción de sus pri­me­ros clien­tes im­por­tan­tes, entre ellos el car­de­nal Ales­san­dro Lu­do­vi­si, ar­zo­bis­po de Bo­lo­nia; el car­de­nal Ja­co­po Serra, le­ga­do pon­ti­fi­cio en Fe­rra­ra; el gran duque Cosme II de Tos­ca­na y el duque Fer­nan­do Gon­za­ga de Man­tua. Ya me­dia­da la dé­ca­da de 1620 re­cha­zó in­vi­ta­cio­nes para tra­ba­jar fuera de Ita­lia, de Car­los I de In­gla­te­rra entre otros. Pa­re­ce haber sido rea­cio a en­trar en com­pe­ten­cia di­rec­ta con sus ri­va­les bo­lo­ñe­ses, sobre todo con Guido Reni que desde 1610 apro­xi­ma­da­men­te era el pin­tor más ce­le­bra­do de Ita­lia. La mayor parte de su abun­dan­te pro­duc­ción está for­ma­da por cua­dros de altar y de ca­ba­lle­te, pero en la pri­me­ra mitad de su ca­rre­ra tam­bién pintó fres­cos en Cento, Bo­lo­nia, Roma (la Au­ro­ra del techo del Ca­sino Lu­do­vi­si) y la ca­te­dral de Pia­cen­za (1626-1627). Su pri­mer es­ti­lo, «te­ne­bris­ta», se ca­rac­te­ri­za por la ilu­mi­na­ción dra­má­ti­ca, los co­lo­res sa­tu­ra­dos y las com­po­si­cio­nes agi­ta­das. La es­tan­cia en Roma le llevó a mo­di­fi­car gra­dual­men­te su es­ti­lo hacia un len­gua­je mucho más idea­li­za­do y clá­si­co, con com­po­si­cio­nes más so­se­ga­das y es­truc­tu­ra­das, con­tor­nos más ele­gan­tes, una pa­le­ta en ge­ne­ral más clara y rica en tonos pas­tel.

Auction archive: Lot number 35121560
Auction:
Datum:
23 Feb 2022
Auction house:
Setdart Auction House
Calle Aragó, 346
08009 Barcelona
Spain
[email protected]
+34 93 246 32 41
Beschreibung:

Círcu­lo de IL GUER­CINO (Cento, Ita­lia, 1591-Bo­lo­nia, 1666); se­gun­da mitad del siglo XVIII. “San Je­ró­ni­mo pe­ni­ten­te”. Óleo sobre lien­zo. Con­ser­va tela ori­gi­nal. Pre­sen­ta re­pin­tes y res­tau­ra­cio­nes. Posee marco del siglo XX. Me­di­das: 114 x 91 cm; 119 x 96 cm (marco). En este lien­zo se abor­da el tema de san Je­ró­ni­mo pe­ni­ten­te, a tra­vés de una com­po­si­ción clá­si­ca, en la cual el autor dis­po­ne al santo en un in­te­rior so­brio, en el que se eli­mi­na cual­quier de­ta­lle anec­dó­ti­co que pueda en­tur­biar el men­sa­je de tras­mi­sión de la fe cris­tia­na y la de­vo­ción. Uno de los cua­tro gran­des Doc­to­res de la Igle­sia La­ti­na, San Je­ró­ni­mo nació cerca de Aqui­lea (Ita­lia) en el año 347. For­ma­do en Roma, fue un re­tó­ri­co con­su­ma­do, ade­más de po­lí­glo­ta. Bau­ti­za­do a los die­ci­nue­ve años de edad, entre los años 375 y 378 se re­ti­ró al de­sier­to de Siria para lle­var una exis­ten­cia de anaco­re­ta. Re­gre­só a Roma en el 382 y se con­vir­tió en co­la­bo­ra­dor del papa Dá­ma­so. Una de las re­pre­sen­ta­cio­nes más fre­cuen­tes de este santo es su pe­ni­ten­cia en el de­sier­to. Sus atri­bu­tos son la pie­dra que em­plea para gol­pear­se el pecho y la ca­la­ve­ra sobre la que me­di­ta. Tam­bién el ca­pe­lo car­de­na­li­cio (o bien un manto rojo), a pesar de que nunca fue car­de­nal, y el león do­mes­ti­ca­do. Este úl­ti­mo pro­ce­de de una his­to­ria de la “Le­yen­da Do­ra­da”, donde se narra que un día, cuan­do ex­pli­ca­ba la Bi­blia a los mon­jes de su con­ven­to, vio lle­gar a un león que co­jea­ba. Le ex­tra­jo la es­pi­na de la pata, y desde en­ton­ces lo man­tu­vo a su ser­vi­cio, en­car­gán­do­le que cui­da­se de su asno mien­tras pacía. Unos mer­ca­de­res ro­ba­ron el asno, y el león lo re­cu­pe­ró, de­vol­vién­do­se­lo al santo sin herir al ani­mal. Por sus ca­rac­te­rís­ti­cas téc­ni­cas es po­si­ble re­la­ción esta pieza con el circu­lo ar­tís­ti­co de Guer­cino, quien fue uno de los ar­tis­tas ita­lia­nos más acla­ma­dos en la pri­me­ra mitad del siglo XVII. Había na­ci­do en la lo­ca­li­dad de Cento, en la pro­vin­cia de Fe­rra­ra. Las prin­ci­pa­les in­fluen­cias que for­ma­ron su es­ti­lo fue­ron la de los bo­lo­ñe­ses; Lu­do­vi­co Ca­rrac­ci, su primo Aníbal Ca­rrac­ci y el fe­rra­rés Ip­po­li­to Scar­se­lla. Apar­te de una es­tan­cia de dos años en Roma du­ran­te el pa­pa­do del bo­lo­ñés Gre­go­rio XV Lu­do­vi­si, su ac­ti­vi­dad se desa­rro­lló en su pue­blo natal hasta que en 1642 se tras­la­dó a la ve­ci­na Bo­lo­nia. Tenía unos vein­ti­cin­co años cuan­do llamó la aten­ción de sus pri­me­ros clien­tes im­por­tan­tes, entre ellos el car­de­nal Ales­san­dro Lu­do­vi­si, ar­zo­bis­po de Bo­lo­nia; el car­de­nal Ja­co­po Serra, le­ga­do pon­ti­fi­cio en Fe­rra­ra; el gran duque Cosme II de Tos­ca­na y el duque Fer­nan­do Gon­za­ga de Man­tua. Ya me­dia­da la dé­ca­da de 1620 re­cha­zó in­vi­ta­cio­nes para tra­ba­jar fuera de Ita­lia, de Car­los I de In­gla­te­rra entre otros. Pa­re­ce haber sido rea­cio a en­trar en com­pe­ten­cia di­rec­ta con sus ri­va­les bo­lo­ñe­ses, sobre todo con Guido Reni que desde 1610 apro­xi­ma­da­men­te era el pin­tor más ce­le­bra­do de Ita­lia. La mayor parte de su abun­dan­te pro­duc­ción está for­ma­da por cua­dros de altar y de ca­ba­lle­te, pero en la pri­me­ra mitad de su ca­rre­ra tam­bién pintó fres­cos en Cento, Bo­lo­nia, Roma (la Au­ro­ra del techo del Ca­sino Lu­do­vi­si) y la ca­te­dral de Pia­cen­za (1626-1627). Su pri­mer es­ti­lo, «te­ne­bris­ta», se ca­rac­te­ri­za por la ilu­mi­na­ción dra­má­ti­ca, los co­lo­res sa­tu­ra­dos y las com­po­si­cio­nes agi­ta­das. La es­tan­cia en Roma le llevó a mo­di­fi­car gra­dual­men­te su es­ti­lo hacia un len­gua­je mucho más idea­li­za­do y clá­si­co, con com­po­si­cio­nes más so­se­ga­das y es­truc­tu­ra­das, con­tor­nos más ele­gan­tes, una pa­le­ta en ge­ne­ral más clara y rica en tonos pas­tel.

Auction archive: Lot number 35121560
Auction:
Datum:
23 Feb 2022
Auction house:
Setdart Auction House
Calle Aragó, 346
08009 Barcelona
Spain
[email protected]
+34 93 246 32 41
Try LotSearch

Try LotSearch and its premium features for 7 days - without any costs!

  • Search lots and bid
  • Price database and artist analysis
  • Alerts for your searches
Create an alert now!

Be notified automatically about new items in upcoming auctions.

Create an alert