Premium pages left without account:

Auction archive: Lot number 35273329

Es­cue­la ho­lan­de­sa; siglo XVII. “Las

Alta Época
9 Mar 2022
Estimate
€4,000 - €5,000
ca. US$4,440 - US$5,550
Price realised:
n. a.
Auction archive: Lot number 35273329

Es­cue­la ho­lan­de­sa; siglo XVII. “Las

Alta Época
9 Mar 2022
Estimate
€4,000 - €5,000
ca. US$4,440 - US$5,550
Price realised:
n. a.
Beschreibung:

Es­cue­la ho­lan­de­sa; siglo XVII. “Las ten­ta­cio­nes de San An­to­nio Abad”. Óleo sobre lien­zo. Re­en­te­la­do. Pre­sen­ta re­pin­tes y res­tau­ra­cio­nes. Me­di­das: 61 x 77 cm; 75 x 90 cm (marco). Obra de­vo­cio­nal en la cual el ar­tis­ta pre­sen­ta una com­po­si­ción clá­si­ca, de fácil lec­tu­ra, pero de gran in­te­rés. En pri­mer lugar, di­vi­de cla­ra­men­te el es­pa­cio en dos; la zona de­re­cha en la cual se pre­sen­ta un am­plio pai­sa­je, en el que se di­vi­sa una gran pro­fun­di­dad que es do­mi­na­da, en su final, por una cons­truc­ción ar­qui­tec­tó­ni­ca que se en­cuen­tra ubi­ca­da sobre las rocas, y en el lado iz­quier­do una cueva donde vemos un cor­te­jo que se arre­mo­li­na en torno a la fi­gu­ra de San An­to­nio. Según la le­yen­da, San An­to­nio nació hacia el 251 en Egip­to, y muy joven se re­ti­ró a la so­le­dad del de­sier­to. Fue es­pe­cial­men­te ve­ne­ra­do en Ca­ta­lu­ña, donde se le atri­bu­ye­ron aven­tu­ras y mi­la­gros que sir­vie­ron de tema a Jaume Hu­guet (1412-1492) para su gran re­ta­blo de San An­to­nio en Bar­ce­lo­na. Este santo es re­pre­sen­ta­do ha­bi­tual­men­te como aquí vemos, como un an­ciano bar­ba­do que viste sayal con ca­pu­cha, pren­da común de los an­to­ni­tas. Suele pre­sen­tár­se­le le­yen­do las Sa­gra­das Es­cri­tu­ras, y el epi­so­dio de sus ten­ta­cio­nes en el de­sier­to es, junto a su vi­si­ta a Pablo el er­mi­ta­ño, el más re­pre­sen­ta­do. La ico­no­gra­fía de las ten­ta­cio­nes de San An­to­nio fue re­pre­sen­ta­da por pri­me­ra vez en Ita­lia, en el siglo X, y en la Eu­ro­pa me­die­val se re­pre­sen­tó de ma­ne­ra fre­cuen­te, en la pin­tu­ra, en los li­bros mi­nia­dos, y más tarde en los gra­ba­dos ale­ma­nes. Es un tema que in­tere­sa­ba es­pe­cial­men­te por re­fle­jar la lucha entre el Bien y el Mal, entre Cris­to y Sa­ta­nás. En esta obra se plas­ma al santo er­mi­ta­ño en el de­sier­to, me­di­tan­do sobre las Es­cri­tu­ras y la fu­ga­ci­dad de los pla­ce­res te­rre­na­les, como ates­ti­gua el libro que le acom­pa­ñan, aun­que no apa­re­cen la ha­bi­tual ca­la­ve­ra, la cruz y el reloj de arena. La obra puede re­la­cio­nar­se es­té­ti­ca­men­te con la pin­tu­ra de Da­niel Van Heil (Bru­se­las, hacia 1604-1662)Mien­tras que en el siglo XVII la de­man­da de arte re­li­gio­so para las igle­sias ce­sa­ba ra­di­cal­men­te en las pro­vin­cias del norte, la ac­tual Ho­lan­da, en Flan­des flo­re­ce en cam­bio un arte mo­nu­men­tal al ser­vi­cio de la Igle­sia ca­tó­li­ca, en parte de­bi­do a la ne­ce­sa­ria res­tau­ra­ción de los es­tra­gos que las gue­rras ha­bían cau­sa­do en igle­sias y con­ven­tos. En el te­rreno del arte pro­fano, los pin­to­res fla­men­cos tra­ba­jan para la corte en Bru­se­las y tam­bién para las demás cor­tes de Eu­ro­pa, pro­du­cien­do una pin­tu­ra con temas clá­si­cos, mi­to­ló­gi­cos e his­tó­ri­cos que había de de­co­rar bri­llan­te­men­te los Reales Si­tios de Es­pa­ña, Fran­cia e In­gla­te­rra. En Ho­lan­da, en cam­bio, el tra­ba­jo del ar­tis­ta está des­ti­na­do prin­ci­pal­men­te a una bur­gue­sía que es­ta­ble­ce la de­man­da de obras de pe­que­ño a me­diano for­ma­to y de temas que ilus­tran la vida y la na­tu­ra­le­za de esa re­gión. Mien­tras los pin­to­res fla­men­cos tra­ba­jan por en­car­go de un me­ce­nas, los ho­lan­de­ses pin­tan para ven­der a esa bur­gue­sía lo que pro­du­cen. La de­man­da de pin­tu­ra de his­to­ria o ale­gó­ri­ca para la de­co­ra­ción de re­si­den­cias pa­la­cie­gas des­a­pa­re­ce casi por com­ple­to; poca es la pin­tu­ra mo­nu­men­tal que se pro­du­ce en Ho­lan­da en el siglo XVII, y gran parte de ella está rea­li­za­da por ar­tis­tas fla­men­cos. Aun­que Bru­se­las era el cen­tro po­lí­ti­co de Flan­des, Am­be­res era la ciu­dad donde se había cen­tra­do la ac­ti­vi­dad ar­tís­ti­ca más im­por­tan­te desde el siglo XVI. Am­be­res había go­za­do de una re­le­van­te po­si­ción en Eu­ro­pa du­ran­te ese siglo, pues su puer­to había sido el más ac­ti­vo de los Paí­ses Bajos, y éstos ha­bían pros­pe­

Auction archive: Lot number 35273329
Auction:
Datum:
9 Mar 2022
Auction house:
Setdart Auction House
Calle Aragó, 346
08009 Barcelona
Spain
[email protected]
+34 93 246 32 41
Beschreibung:

Es­cue­la ho­lan­de­sa; siglo XVII. “Las ten­ta­cio­nes de San An­to­nio Abad”. Óleo sobre lien­zo. Re­en­te­la­do. Pre­sen­ta re­pin­tes y res­tau­ra­cio­nes. Me­di­das: 61 x 77 cm; 75 x 90 cm (marco). Obra de­vo­cio­nal en la cual el ar­tis­ta pre­sen­ta una com­po­si­ción clá­si­ca, de fácil lec­tu­ra, pero de gran in­te­rés. En pri­mer lugar, di­vi­de cla­ra­men­te el es­pa­cio en dos; la zona de­re­cha en la cual se pre­sen­ta un am­plio pai­sa­je, en el que se di­vi­sa una gran pro­fun­di­dad que es do­mi­na­da, en su final, por una cons­truc­ción ar­qui­tec­tó­ni­ca que se en­cuen­tra ubi­ca­da sobre las rocas, y en el lado iz­quier­do una cueva donde vemos un cor­te­jo que se arre­mo­li­na en torno a la fi­gu­ra de San An­to­nio. Según la le­yen­da, San An­to­nio nació hacia el 251 en Egip­to, y muy joven se re­ti­ró a la so­le­dad del de­sier­to. Fue es­pe­cial­men­te ve­ne­ra­do en Ca­ta­lu­ña, donde se le atri­bu­ye­ron aven­tu­ras y mi­la­gros que sir­vie­ron de tema a Jaume Hu­guet (1412-1492) para su gran re­ta­blo de San An­to­nio en Bar­ce­lo­na. Este santo es re­pre­sen­ta­do ha­bi­tual­men­te como aquí vemos, como un an­ciano bar­ba­do que viste sayal con ca­pu­cha, pren­da común de los an­to­ni­tas. Suele pre­sen­tár­se­le le­yen­do las Sa­gra­das Es­cri­tu­ras, y el epi­so­dio de sus ten­ta­cio­nes en el de­sier­to es, junto a su vi­si­ta a Pablo el er­mi­ta­ño, el más re­pre­sen­ta­do. La ico­no­gra­fía de las ten­ta­cio­nes de San An­to­nio fue re­pre­sen­ta­da por pri­me­ra vez en Ita­lia, en el siglo X, y en la Eu­ro­pa me­die­val se re­pre­sen­tó de ma­ne­ra fre­cuen­te, en la pin­tu­ra, en los li­bros mi­nia­dos, y más tarde en los gra­ba­dos ale­ma­nes. Es un tema que in­tere­sa­ba es­pe­cial­men­te por re­fle­jar la lucha entre el Bien y el Mal, entre Cris­to y Sa­ta­nás. En esta obra se plas­ma al santo er­mi­ta­ño en el de­sier­to, me­di­tan­do sobre las Es­cri­tu­ras y la fu­ga­ci­dad de los pla­ce­res te­rre­na­les, como ates­ti­gua el libro que le acom­pa­ñan, aun­que no apa­re­cen la ha­bi­tual ca­la­ve­ra, la cruz y el reloj de arena. La obra puede re­la­cio­nar­se es­té­ti­ca­men­te con la pin­tu­ra de Da­niel Van Heil (Bru­se­las, hacia 1604-1662)Mien­tras que en el siglo XVII la de­man­da de arte re­li­gio­so para las igle­sias ce­sa­ba ra­di­cal­men­te en las pro­vin­cias del norte, la ac­tual Ho­lan­da, en Flan­des flo­re­ce en cam­bio un arte mo­nu­men­tal al ser­vi­cio de la Igle­sia ca­tó­li­ca, en parte de­bi­do a la ne­ce­sa­ria res­tau­ra­ción de los es­tra­gos que las gue­rras ha­bían cau­sa­do en igle­sias y con­ven­tos. En el te­rreno del arte pro­fano, los pin­to­res fla­men­cos tra­ba­jan para la corte en Bru­se­las y tam­bién para las demás cor­tes de Eu­ro­pa, pro­du­cien­do una pin­tu­ra con temas clá­si­cos, mi­to­ló­gi­cos e his­tó­ri­cos que había de de­co­rar bri­llan­te­men­te los Reales Si­tios de Es­pa­ña, Fran­cia e In­gla­te­rra. En Ho­lan­da, en cam­bio, el tra­ba­jo del ar­tis­ta está des­ti­na­do prin­ci­pal­men­te a una bur­gue­sía que es­ta­ble­ce la de­man­da de obras de pe­que­ño a me­diano for­ma­to y de temas que ilus­tran la vida y la na­tu­ra­le­za de esa re­gión. Mien­tras los pin­to­res fla­men­cos tra­ba­jan por en­car­go de un me­ce­nas, los ho­lan­de­ses pin­tan para ven­der a esa bur­gue­sía lo que pro­du­cen. La de­man­da de pin­tu­ra de his­to­ria o ale­gó­ri­ca para la de­co­ra­ción de re­si­den­cias pa­la­cie­gas des­a­pa­re­ce casi por com­ple­to; poca es la pin­tu­ra mo­nu­men­tal que se pro­du­ce en Ho­lan­da en el siglo XVII, y gran parte de ella está rea­li­za­da por ar­tis­tas fla­men­cos. Aun­que Bru­se­las era el cen­tro po­lí­ti­co de Flan­des, Am­be­res era la ciu­dad donde se había cen­tra­do la ac­ti­vi­dad ar­tís­ti­ca más im­por­tan­te desde el siglo XVI. Am­be­res había go­za­do de una re­le­van­te po­si­ción en Eu­ro­pa du­ran­te ese siglo, pues su puer­to había sido el más ac­ti­vo de los Paí­ses Bajos, y éstos ha­bían pros­pe­

Auction archive: Lot number 35273329
Auction:
Datum:
9 Mar 2022
Auction house:
Setdart Auction House
Calle Aragó, 346
08009 Barcelona
Spain
[email protected]
+34 93 246 32 41
Try LotSearch

Try LotSearch and its premium features for 7 days - without any costs!

  • Search lots and bid
  • Price database and artist analysis
  • Alerts for your searches
Create an alert now!

Be notified automatically about new items in upcoming auctions.

Create an alert