Premium pages left without account:

Auction archive: Lot number 35121906

Es­cue­la ita­lia­na, circu­lo de SIMON

Alta Época.
24 Nov 2021
Estimate
€7,000 - €8,000
ca. US$8,010 - US$9,154
Price realised:
n. a.
Auction archive: Lot number 35121906

Es­cue­la ita­lia­na, circu­lo de SIMON

Alta Época.
24 Nov 2021
Estimate
€7,000 - €8,000
ca. US$8,010 - US$9,154
Price realised:
n. a.
Beschreibung:

Es­cue­la ita­lia­na, circu­lo de SIMON VOUET; siglo XVII. “Santa Ca­ta­li­na de Ale­jan­dría”. Óleo sobre lien­zo. Re­en­te­la­do. Pre­sen­ta marco con des­per­fec­tos. Me­di­das: 90 x 71,5 cm; 112 x 94 cm (marco). La obra des­ta­ca por una gran ni­ti­dez en la cap­ta­ción de las ca­li­da­des, la prese ci­sión del di­bu­jo, y una he­ren­cia es­té­ti­ca de ca­rác­ter cla­si­cis­ta. Sin em­bar­go, el tra­ta­mien­to lu­mí­ni­co de la pieza, re­cuer­da en gran me­di­da un te­ne­bris­mo ve­la­do, si­mi­lar al que ca­rac­te­ri­za­ba la pin­tu­ra de Vouet. A tra­vés de una pin­ce­la­da rá­pi­da y pre­ci­sa el autor de esta obra con­fi­gu­ra una es­ce­na, so­bria y regia pero car­ga­da de dra­ma­tis­mo donde pre­sen­ta la fi­gu­ra de Santa Ca­ta­li­na. El culto de Santa Ca­ta­li­na tuvo gran di­fu­sión por toda Eu­ro­pa a par­tir del siglo VI, está in­clui­da en el grupo de los san­tos au­xi­lia­do­res y es in­vo­ca­da con­tra la muer­te sú­bi­ta. Ca­ta­li­na nació hacia 290 en el seno de una noble fa­mi­lia de Ale­jan­dría. Do­ta­da de una gran in­te­li­gen­cia, pron­to des­ta­có por sus ex­ten­sos es­tu­dios, que la si­tua­ron al mismo nivel que los más gran­des poe­tas y fi­ló­so­fos de la época. Una noche se le apa­re­ció Cris­to y de­ci­dió, en ese mo­men­to, con­sa­grar­le su vida y con­si­de­rar­se su pro­me­ti­da, en una suer­te de ma­tri­mo­nio mís­ti­co. Cuan­do el em­pe­ra­dor Ma­xi­miano acu­dió a Ale­jan­dría para pre­si­dir una gran fies­ta pa­ga­na, Ca­ta­li­na apro­ve­chó la oca­sión para in­ten­tar con­ver­tir­le al cris­tia­nis­mo, lo que des­per­tó su có­le­ra. Para po­ner­la a prue­ba, Ma­xi­miano le im­pu­so un de­ba­te fi­lo­só­fi­co con cin­cuen­ta sa­bios a los que tra­ta­ría de con­ver­tir. Ca­ta­li­na lo logró, pro­vo­can­do la ira del em­pe­ra­dor. Éste hizo eje­cu­tar a los sa­bios, no sin antes pro­po­ner­le a la santa, que se ca­sa­ra con uno de ellos, a lo que ella se negó ro­tun­da­men­te. El em­pe­ra­dor or­de­nó, en­ton­ces, que fuera tor­tu­ra­da uti­li­zan­do para ello una má­qui­na con rue­das guar­ne­ci­das con pin­chos. Mi­la­gro­sa­men­te, las rue­das se rom­pie­ron al tocar el cuer­po de Ca­ta­li­na, por lo que fi­nal­men­te fue de­ca­pi­ta­da. Pin­tor fran­cés del ba­rro­co, Simon Vouet inició pro­ba­ble­men­te su for­ma­ción junto a su padre, el pin­tor Lau­rent Vouet, y es ci­ta­do por André Fé­li­bien en In­gla­te­rra a la edad de ca­tor­ce años, ya como re­tra­tis­ta pro­fe­sio­nal. De hecho, su maes­tría en este gé­ne­ro le lle­va­ría a vi­si­tar Cons­tan­ti­no­pla en 1611 acom­pa­ñan­do al em­ba­ja­dor fran­cés, para di­ri­gir­se hacia Ve­ne­cia al año si­guien­te. Fi­nal­men­te, dos años des­pués, se ins­ta­la en Roma, pro­te­gi­do por la fa­mi­lia Bar­be­ri­ni y la Co­ro­na de Fran­cia. Per­ma­ne­ció en la ca­pi­tal Ita­lia hasta 1627, y allí al­can­zó un gran éxito entre la no­ble­za y el clero afi­nes a Fran­cia. De hecho, llegó a ser nom­bra­do di­rec­tor de la Aca­de­mia de San Lucas en 1624. En Roma Vouet ad­mi­ró es­pe­cial­men­te la obra de Ca­ra­vag­gio, cuyo len­gua­je de­fi­ni­rá el es­ti­lo de ju­ven­tud del maes­tro fran­cés. No obs­tan­te, su pin­tu­ra evo­lu­cio­na­rá rá­pi­da­men­te hacia for­mas más afi­nes al cla­si­cis­mo, a tra­vés de la in­fluen­cia de la co­rrien­te neo­ve­ne­cia­nis­ta que re­co­rría Roma de la mano de ar­tis­tas como Lan­fran­co. Tam­bién se mos­tra­rá re­cep­ti­vo a la in­fluen­cia del cla­si­cis­mo ro­mano-bo­lo­ñés de los Ca­rrac­ci, Guer­cino y Reni, es­pe­cial­men­te en su cro­ma­tis­mo, que evo­lu­cio­na hacia una mayor cla­ri­dad, y tam­bién en sus com­po­si­cio­nes cada vez más ar­mó­ni­cas. En 1627 re­gre­sa a Fran­cia, lla­ma­do por Luis XIII para ser pin­tor de corte. En París Vouet se con­ver­ti­rá en el pin­tor más in­flu­yen­te de su época, y de hecho in­tro­du­jo la in­fluen­cia del ba­rro­co ita­liano en Fran­cia, es­pe­cial­men­te las co­rrien­tes de­ri­va­das de la obra de Ve­ro­nés. Pre­ci­sa­men­te la in­fluen­cia de éste pue

Auction archive: Lot number 35121906
Auction:
Datum:
24 Nov 2021
Auction house:
Setdart Auction House
Calle Aragó, 346
08009 Barcelona
Spain
[email protected]
+34 93 246 32 41
Beschreibung:

Es­cue­la ita­lia­na, circu­lo de SIMON VOUET; siglo XVII. “Santa Ca­ta­li­na de Ale­jan­dría”. Óleo sobre lien­zo. Re­en­te­la­do. Pre­sen­ta marco con des­per­fec­tos. Me­di­das: 90 x 71,5 cm; 112 x 94 cm (marco). La obra des­ta­ca por una gran ni­ti­dez en la cap­ta­ción de las ca­li­da­des, la prese ci­sión del di­bu­jo, y una he­ren­cia es­té­ti­ca de ca­rác­ter cla­si­cis­ta. Sin em­bar­go, el tra­ta­mien­to lu­mí­ni­co de la pieza, re­cuer­da en gran me­di­da un te­ne­bris­mo ve­la­do, si­mi­lar al que ca­rac­te­ri­za­ba la pin­tu­ra de Vouet. A tra­vés de una pin­ce­la­da rá­pi­da y pre­ci­sa el autor de esta obra con­fi­gu­ra una es­ce­na, so­bria y regia pero car­ga­da de dra­ma­tis­mo donde pre­sen­ta la fi­gu­ra de Santa Ca­ta­li­na. El culto de Santa Ca­ta­li­na tuvo gran di­fu­sión por toda Eu­ro­pa a par­tir del siglo VI, está in­clui­da en el grupo de los san­tos au­xi­lia­do­res y es in­vo­ca­da con­tra la muer­te sú­bi­ta. Ca­ta­li­na nació hacia 290 en el seno de una noble fa­mi­lia de Ale­jan­dría. Do­ta­da de una gran in­te­li­gen­cia, pron­to des­ta­có por sus ex­ten­sos es­tu­dios, que la si­tua­ron al mismo nivel que los más gran­des poe­tas y fi­ló­so­fos de la época. Una noche se le apa­re­ció Cris­to y de­ci­dió, en ese mo­men­to, con­sa­grar­le su vida y con­si­de­rar­se su pro­me­ti­da, en una suer­te de ma­tri­mo­nio mís­ti­co. Cuan­do el em­pe­ra­dor Ma­xi­miano acu­dió a Ale­jan­dría para pre­si­dir una gran fies­ta pa­ga­na, Ca­ta­li­na apro­ve­chó la oca­sión para in­ten­tar con­ver­tir­le al cris­tia­nis­mo, lo que des­per­tó su có­le­ra. Para po­ner­la a prue­ba, Ma­xi­miano le im­pu­so un de­ba­te fi­lo­só­fi­co con cin­cuen­ta sa­bios a los que tra­ta­ría de con­ver­tir. Ca­ta­li­na lo logró, pro­vo­can­do la ira del em­pe­ra­dor. Éste hizo eje­cu­tar a los sa­bios, no sin antes pro­po­ner­le a la santa, que se ca­sa­ra con uno de ellos, a lo que ella se negó ro­tun­da­men­te. El em­pe­ra­dor or­de­nó, en­ton­ces, que fuera tor­tu­ra­da uti­li­zan­do para ello una má­qui­na con rue­das guar­ne­ci­das con pin­chos. Mi­la­gro­sa­men­te, las rue­das se rom­pie­ron al tocar el cuer­po de Ca­ta­li­na, por lo que fi­nal­men­te fue de­ca­pi­ta­da. Pin­tor fran­cés del ba­rro­co, Simon Vouet inició pro­ba­ble­men­te su for­ma­ción junto a su padre, el pin­tor Lau­rent Vouet, y es ci­ta­do por André Fé­li­bien en In­gla­te­rra a la edad de ca­tor­ce años, ya como re­tra­tis­ta pro­fe­sio­nal. De hecho, su maes­tría en este gé­ne­ro le lle­va­ría a vi­si­tar Cons­tan­ti­no­pla en 1611 acom­pa­ñan­do al em­ba­ja­dor fran­cés, para di­ri­gir­se hacia Ve­ne­cia al año si­guien­te. Fi­nal­men­te, dos años des­pués, se ins­ta­la en Roma, pro­te­gi­do por la fa­mi­lia Bar­be­ri­ni y la Co­ro­na de Fran­cia. Per­ma­ne­ció en la ca­pi­tal Ita­lia hasta 1627, y allí al­can­zó un gran éxito entre la no­ble­za y el clero afi­nes a Fran­cia. De hecho, llegó a ser nom­bra­do di­rec­tor de la Aca­de­mia de San Lucas en 1624. En Roma Vouet ad­mi­ró es­pe­cial­men­te la obra de Ca­ra­vag­gio, cuyo len­gua­je de­fi­ni­rá el es­ti­lo de ju­ven­tud del maes­tro fran­cés. No obs­tan­te, su pin­tu­ra evo­lu­cio­na­rá rá­pi­da­men­te hacia for­mas más afi­nes al cla­si­cis­mo, a tra­vés de la in­fluen­cia de la co­rrien­te neo­ve­ne­cia­nis­ta que re­co­rría Roma de la mano de ar­tis­tas como Lan­fran­co. Tam­bién se mos­tra­rá re­cep­ti­vo a la in­fluen­cia del cla­si­cis­mo ro­mano-bo­lo­ñés de los Ca­rrac­ci, Guer­cino y Reni, es­pe­cial­men­te en su cro­ma­tis­mo, que evo­lu­cio­na hacia una mayor cla­ri­dad, y tam­bién en sus com­po­si­cio­nes cada vez más ar­mó­ni­cas. En 1627 re­gre­sa a Fran­cia, lla­ma­do por Luis XIII para ser pin­tor de corte. En París Vouet se con­ver­ti­rá en el pin­tor más in­flu­yen­te de su época, y de hecho in­tro­du­jo la in­fluen­cia del ba­rro­co ita­liano en Fran­cia, es­pe­cial­men­te las co­rrien­tes de­ri­va­das de la obra de Ve­ro­nés. Pre­ci­sa­men­te la in­fluen­cia de éste pue

Auction archive: Lot number 35121906
Auction:
Datum:
24 Nov 2021
Auction house:
Setdart Auction House
Calle Aragó, 346
08009 Barcelona
Spain
[email protected]
+34 93 246 32 41
Try LotSearch

Try LotSearch and its premium features for 7 days - without any costs!

  • Search lots and bid
  • Price database and artist analysis
  • Alerts for your searches
Create an alert now!

Be notified automatically about new items in upcoming auctions.

Create an alert